Nucleo Interno, externo y manto

Friday, April 21, 2006



NÚCLEO INTERNO,EXTERNO Y MANTO DE LA TIERRA:



NÚCLEO INTERNO:
La Tierra tiene un diámetro de 12 756 kilómetros (7 972 millas). El interior de la Tierra consiste de roca y metal. Está hecho de cuatro capas principales: 1) el núcleo interno: un núcleo sólido de metal de níquel y hierro (1 200 kilómetros de diámetro) 2) el núcleo externo: un núcleo fundido líquido de níquel y hierro. 3) el manto: denso y básicamente roca de silicato sólida 4) la corteza: material rocoso de silicato delgado
En el núcleo interno la temperatura aumenta rapidamente hasta 9 000 F. En consecuencia, el calor intenso proveniente del núcleo interno hace que el material derretido en el núcleo externo y el manto se muevan de un lado a otro.
El movimiento de este material, en lo más profundo de la Tierra, podría hacer que las grandes
placas, compuestas por la corteza y manto superior, se muevan lentamente sobre la superficie de la Tierra. También es posible que estos movimientos generen el campo magnético de la Tierra, llamado magnetósfera.
A unos 3.000 km de profundidad se encuentra el núcleo de la Tierra, una zona donde predominan los metales y que, lejos de resultarnos indiferente, influye sobre la vida en la Tierra ya que se le considera el responsable de la mayoria de fenómenos magnéticos y electricos que caracterizan nuestro planeta.
Es el 1.7% de la masa de la Tierra; profundidad de 5,150-6,370 kilómetros (3,219 - 3,981 millas) El núcleo interno es sólido y no está en contacto con el manto, sino suspendido en el fundido núcleo externo. Se cree que se ha solidificado como resultado del congelamiento por presión que se produce en la mayoría de los líquidos cuando la temperatura disminuye o la presión aumenta
NÚCLEO EXTERNO:
El núcleo externo es líquido, con un radio de 2.300 km. La diferencia con el núcleo interno se manifiesta por un aumento brusco en la velocidad de las ondas p a una profundidad entre 5.000 y 5.200 km.
Esta parte tiene un espesor de 2,100 km y su estado es líquido, ya que las ondas S rebotan al llegar a esta parte; las ondas P disminuyen su velocidad debido a que la presión es menor, lo cual confirma el estado líquido.
Es el 30.8% de la masa de la Tierra; profundidad de 2,890-5,150 kilómetros (1,806 - 3,219 millas) El núcleo externo es un líquido caliente, conductor de la electricidad, en el que se produce corrientes convectivas. Esta capa conductiva se combina con el movimiento de rotación de la Tierra para crear una dinamo que mantiene un sistema de corrientes eléctricas conocidas como campo magnético terrestre. Es también responsable de las sutiles alteraciones de la rotación de la Tierra. Esta capa no es tan densa como el hierro puro fundido, lo que indica la presencia de elementos más ligeros. Los científicos sospechan que aproximadamente un 10% de la capa está compuesto por oxígeno y/o azufre porque estos elementos son abundantes en el cosmos y se disuelven con facilidad en el hierro fundido.
MANTO TERRESTRE:
El manto terrestre es la capa situada debajo de la corteza. Tiene un grosor aproximado de 2.885 kilómetros. Está formado por la parte inferior de la litosfera, la astenosfera y la mesosfera.
El manto se divide en dos partes:
Superior: se inicia con la
discontinuidad de Mohorovičić (aproximadamente 50 km de profundidad), que es una discontinuidad sísmica que separa a la corteza terrestre del manto, y termina en la discontinuidad térmica de los 660 km de profundidad.
Inferior: inicia a partir de la discontinuidad térmica de los 660 km de profundidad, y termina en la discontinuidad química que separa al manto del núcleo superior.

Manto inferior: 49.2% de la masa de la Tierra; profundidad de 650-2,890 kilómetros (406 -1,806 millas) El manto inferior contiene el 72.9% de la masa conjunta del manto y la corteza y está probablemente compuesto principalmente por silicio, magnesio y oxígeno. También contiene algo de hierro, calcio y aluminio. Los científicos realizan estas deducciones asumiendo que la Tierra tiene los elementos cósmicos en una abundancia y proporciones similares a las del Sol y los meteoritos primitivos.
Manto superior: 10.3% de la masa de la Tierra; profundidad de 10-400 kilómetros (6 - 250 millas) El manto superior contiene el 15.3% de la masa conjunta del manto y la corteza. Algunos fragmentos de esta capa han sido sacados a la luz por la erosión de las cordilleras montañosas y erupciones volcánicas, permitiendo su observación. Los principales minerales que se han encontrado de esta forma son olivino (Mg,Fe)2SiO4 y piroxeno (Mg,Fe)SiO3. Estos y otros minerales son refractarios y cristalinos a altas temperaturas; por lo tanto, la mayoría se desprende del magma ascendente, formando más material en la corteza o no abandonan nunca el manto. Parte del manto superior llamada astenosfera podría estar parcialmente fundida.